octubre 7, 2022

Tras fuerte accidente en barco, turista sufre para conseguir atención médica

2 minutos de lectura

En un coma inducido permanece un turista tras ser propelado por una embarcación turística, luego de recorrer dos hospitales en unas 12 horas en donde, según denuncia su esposa, solo buscaron aprovecharse económicamente de la situación.

Jorge «N», de 60 años de edad, sufrió fractura de cráneo luego de que la embarcación que lo llevó a la zona sur de la isla lo succionara en un descuido del capitán. En la clínica del ISSSTE, último hospital en el que se le atendió por ser derechohabiente, no se cuenta con el equipo necesario para salvarle la vida y tampoco los medicamentos, denunció María Guadalupe, esposa del lesionado.

El accidente ocurrió la tarde del martes alrededor de las 15:50 horas cuando mediante una llamada al 911 se reportaba a una persona lesionada de gravedad que sería trasladada hasta el muelle del hotel Iberostar en la embarcación «La Jarocha».

De acuerdo con la narrativa de la pareja sentimental del lesionado a las afueras del hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), ambos estaban hospedados en un hotel de Cancún y se trasladaron ese día a Cozumel para hacer un recorrido por «El Cielo».

Visiblemente angustiada declaró a este medio que el capitán de la embarcación hizo un movimiento y que las propelas succionaron a su esposo provocándole una terrible herida en el cráneo y parte del rostro.

Traslado del muelle hasta un hospital costó 15 mil pesos

En medio de lágrimas dijo que debió pagar 15 mil pesos por el traslado desde el muelle del hotel hasta un hospital privado, donde posteriormente fue trasladado a las instalaciones del ISSSTE y ahí comenzó su suplicio pues los galenos no le dieron esperanzas de vida.

La mañana del miércoles se acercó a Gilberto Márquez Castillo, director del hospital, quien le comunicó que no se podía trasladar al paciente a ningún sitio, pese a que esa institución de salud pública puede subrogar el servicio a una clínica privada.

“Mi esposo no recibía atención, necesitaba una operación que no pueden hacer en este hospital y tampoco querían trasladarlo a otro lado para atenderlo”, manifestó la turista procedente del Estado de México

Fue gracias a que intervino la Subdirección de Salud del Ayuntamiento que se logró que se movilizaran al paciente a la clínica del ISSSTE de Cancún y gracias a esto no se le aplicaron costos de traslado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.