septiembre 24, 2021

Esto es lo que debes saber sobre “Patria”, la vacuna mexicana contra COVID-19

4 minutos de lectura

La vacuna mexicana «Patria» llega a más de un año de los primeros casos del Covid-19 en México. Sin embargo, los trabajos de investigación en torno a su fabricación datan de diciembre del 2019, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó la presencia de un nuevo patógeno potencialmente peligroso y que, hasta la fecha, ha cobrado la vida de más de 2 millones 974 mil vidas.

En la actualidad, México registra 2 millones 291 mil 246 casos acumulados del Covid-19 y 210 mil 812 defunciones. Estas cifras colocan a nuestro país en el tercer lugar entre las regiones con las tasas más altas de mortalidad por el nuevo coronavirus -sólo por debajo de Estados Unidos (EU) y Brasil.

Entre las medidas para contener los efectos del SARS-CoV-2, las autoridades sanitarias han optado por distintas alternativas, como la ampliación de recursos hospitalarios, con la creación de mil ventiladores de asistencia respiratoria y el aumento de camas para tratar a los infectados por SARS-CoV-2, desde mediados de la primavera pasada.

A estos esfuerzos, se suma la aplicación de al menos 12 millones 407 mil 626 de dosis de las vacunas disponibles contra el Covid-19. En este momento, la población inmunizada equivale al 2% de las personas que habitan en México.

La vacuna «Patria» y el virus «mortal» de Newcastle

En este contexto, el martes pasado, María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), declaró la existencia de una vacuna mexicana basada en la metodología de vector viral.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), cuando los científicos crean una vacuna de vector viral utilizan una versión inofensiva de un virus, en este caso de conformación similar a las características del SARS-CoV-2.

En el caso de «Patria», la bióloga mexicana expresó que recurrieron al virus que produce la enfermedad de Newcastle, que afecta gravemente a las aves de corral, pues se han registrado tasas de mortalidad de hasta un 100% en pollos, de acuerdo con datos del Centro para la Seguridad Alimentaria y Salud Publica, de la Universidad Estatal de Iowa, Estados Unidos /EU).

Este virus forma parte de la familia de «paramyxoviridae» y se asemeja a la estructura del nuevo coronavirus. En este proyecto, tomó el papel de la proteína de pico (S) del SARS-CoV-2, con el objetivo de transmitir información a las células humanas, acerca de las características del virus y prepararlas en caso que el patógeno trate de infectarlas.

Cuando el cuerpo humano se encuentre en contacto con el verdadero virus, luego de la inyección, identificará la presencia de un agente desconocido del que ya tenía conocimiento, pues el sistema inmune contará con las herramientas suficientes para reconocerlo y atacarlo.

«Esta plataforma permite expresar esta proteína ‘S’ del virus SARS-CoV-2, que va a provocar las respuestas inmunológica; es decir, la protección de las personas, sin causar enfermedad, para permitirles resistir de manera preventiva la enfermedad Covid-19».

La especialista en botánica y ecología evolutiva aseguró que, el virus utilizado para la creación de la vacuna «no es dañino en humanos». En cambio, ha sido utilizado en distintas investigaciones de carácter hipiátrico -relacionados con el estudio veterinario-, desde hace 15 años.(Agencia Reforma)

¿Hay indicios sobre la eficacia de la vacuna contra Covid-19 «Patria»?

La investigadora confirmó que la vacuna se ha probado en varias especies animales, incluidos pequeños roedores y cerdos, pues cuentan con un sistema inmunológico muy similar al de los humanos.

Los expertos probaron

«tanto la seguridad en estos organismos como la potencialidad de este desarrollo vacunal para producir anticuerpos (…) con el fin de preparar el terreno para lo que hoy anunciamos, que es el inicio de la investigación clínica con pacientes voluntarios humanos».

Para la directora del Conacyt, la etapa en la que se encuentra «Patria» demuestra un desarrollo eficaz del biológico, pues «es muy difícil llegar hasta este punto», aseguró.

«De los desarrollos vacunales que se inician, aproximadamente sólo entre el 10% y el 20% llegan a esta fase. Por lo tanto, ésta es una gran noticia».

¿Quiénes desarrollaron la vacuna mexicana?

La creación de Patria -denominada así por el representante del ejecutivo- se ha llevado a cabo en los laboratorios de «Avimex», una empresa de biotecnología mexicana, fundada en 1952, la cual se dedica a la investigación y al desarrollo de productos farmacéuticos dirigidos a la protección de la salud animal.

La científica expresó que, el laboratorio se ha comprometido

«a involucrarse en el desarrollo de vacunas humanas. De hecho, ya se cuenta con una planta piloto certificada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) produciendo los primeros lotes de este desarrollo vacunal».

El desarrollo del biológico nacional también contó con el monitoreo de los Institutos Nacionales de Salud Pública en México (INSP) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que estuvieron involucrados en las observaciones clínicas.

La también administradora publica destacó la participación de una serie de investigadores mexicanos y extranjeros, reconocidos internacionalmente, como Felipa Castro Peralta, bióloga molecular; Marta Torres Rojas, especialista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER); Constantino III López, inmunólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Peter Palese, químico microbiólogo de la Universidad de Viena; así como a Florián Krammer, biotecnólogo y virólogo en diseño molecular, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te hayas perdido

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.