octubre 18, 2021

La ciencia explica por qué las mujeres viven más que los hombres

2 minutos de lectura

Un estudio reciente halló que las diferencias entre las expectativas de vida entre hombres y mujeres comenzaron a surgir a finales del siglo XIX.

Los investigadores analizaron la información de personas nacidas entre 1800 y 1935 en 13 países desarrollados.

Lo que vieron es que durante este período de tiempo, las tasas de mortalidad disminuyeron tanto en hombres como en mujeres. Pero a partir de 1880, cayeron mucho más rápido entre las mujeres.

A principios del siglo XIX los hombres y las mujeres vivían más o menos los mismos años.

Los hallazgos muestran que el que las mujeres vivan más es un fenómeno relativamente nuevo.

Entre las personas nacidas antes de 1840, las tasas de mortalidad fueron aproximadamente las mismas para hombres y mujeres.

Pero cuando analizaron la de los nacidos entre 1880 y 1899, hallaron que en los hombres de entre 50 y 70 años era 1,5 veces mayor que la de las mujeres de la misma edad.

Entre las personas nacidas después de 1900, la tasa de mortalidad de los hombres de 50 a 70 años de edad era el doble que el de las mujeres de la misma edad, según el estudio realizado por la University of Southern California y publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Enfermedades cardiovasculares

Según los investigadores, la enfermedad cardiovascular es la principal causa de que la tasa de mortalidad sea más alta entre los hombres.

Las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares representaron más del 40% en el aumento en las tasas de mortalidad masculina frente a las tasas de mortalidad femenina entre 1880 y 1919, señalaron los investigadores.

Las enfermedades cardiovasculares son la causa principal en la diferencia en la longevidad de hombre y mujeres.

Pero si biológicamente los hombres pueden ser más vulnerables a las enfermedades cardiovasculares, esta susceptibilidad sólo fue observada cuando disminuyeron otras causas de fallecimiento como infecciones.

La grasa corporal tiende a distribuirse de manera diferente en los cuerpos de los hombres en comparación con el de las mujeres.

Y «sus patrones diferentes de adiposidad podrían hacer que los hombres sean más vulnerables al aumento de peso debido a cambios en la dieta y la actividad», dijeron los investigadores.

Futuros estudios podrían investigar otras diferencias entre los sexos, como las genéticas, que también pueden jugar un papel en el aumento del riesgo de muerte por enfermedades del corazón en los hombres, indicaron los expertos.

Fuente: Agencia Sapiens

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.