agosto 16, 2022

Por una lamida de su perro, un doctor casi muere

2 minutos de lectura

El doctor Jaco Nel jugaba con su perro cuando de pronto notó un pequeño rasguño en su mano, del cual le salía un poco de sangre. Este momento cambió radicalmente su vida pues lo llevaría a perder sus dos piernas y parte de su rostro.

Este hombre, de 50 años de edad, confesó que vio de cerca a la muerte, pues nunca imaginó que una inocente lamida de su mascota le causaría tantos problemas.

Dos semanas después, el médico se enfermó de lo que parecía ser una gripe, así que no le dio mayor importancia. Se sentía mareado y aturdido, por lo que tuvo que su pareja llamó a los servicios de emergencia y tuvo que ser trasladado a un hospital, donde fue diagnosticado con septicemia.

¿Qué fue lo que le pasó al doctor Jaco Nel?

Cuando la mascota de Jaco Nel lamió su herida en la mano, no imaginaba que una bacteria en la saliva del can, le causaría una infección que le desencadenó una septicemia, que es una sobrerreacción del sistema inmunológico ante una infección.


Nel fue ingresado al área de cuidados intensivos en el hospital, donde estuvo en coma por cuatro o cinco días. Cuando despertó entró en shock, pues tenía la cara, las manos y piernas de color negro, debido a los daños en los tejidos que le causó la coagulación anormal de la sangre, que es algo que pasa por el choque séptico.

Lo peor estaba por venir, pues a este hombre le fueron amputadas ambas piernas, por debajo de la rodilla, también perdió los dedos de una mano y la punta de la nariz. Además presentó fallas renales que lo llevaron a someterse a diálisis.

“Supe desde casi el principio que acabaría perdiendo las piernas y los dedos, pero no estaba seguro de lo que le pasaría a mi cara. Perdí la punta de la nariz y mis labios tienen cicatrices, me cuesta hablar y también tengo dificultades para comer”, dijo.

Después de todo, Nel tuvo que tomar otra difícil decisión: sacrificar a su mascota Harvey. Esto fue irremediable, pues se hizo para prevenir que pudiera dañar a otra persona, ya que el perro tenía una infección para la que no hay cura.

Ahora, Jaco Nel se dedica a hacer activismo a favor de los sobrevivientes de la sepsis.

Fuente: Agencia Sapiens

Más historias

2 minutos de lectura
2 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.